Cómo reducir el estrés con artes marciales

0

¿Te siente estresado? ¡No hay necesidad de buscar más allá de las artes marciales! Los psicólogos han encontrado correlaciones positivas entre entrenar en un arte marcial tradicional y niveles reducidos de hostilidad, agresión y mayores niveles de autoestima y una perspectiva más positiva en comparación con cualquier otro deporte. Reducir el estrés y aprender a controlarte física y mentalmente son regalos de las artes marciales que puedes aprovechar.

7Elige un arte marcial que se ajuste a tus necesidades.

Hay muchos tipos de arte marcial, así que dedícale un tiempo a leer sobre los distintos tipos y sus filosofías subyacentes. Lo importante es enfocarte solo en artes marciales tradicionales ya que los estudios muestran beneficios en términos de bienestar y reducción de la hostilidad solo en la práctica de artes marciales tradicionales. Si tienes la oportunidad, toma lecciones de prueba en varios tipos de artes marciales distintos para hacerte una idea de cuál es la que disfrutas más. Mantén tu enfoque en averiguar qué arte marcial es la que reducirá más tu estrés; algunas no lo harán tan bien como otras pero, una vez más, depende de ti. Algunas de las artes marciales que deberías revisar particularmente incluyen:

  • Elige entre estilo duro y estilo suave: Los estilos duros enseñan a golpear y bloquear en combinaciones variadas. Algunos se enfocan en la velocidad y la precisión, y otros en el poder y la resistencia. Entrenar en un estilo duro involucra pasar mucho tiempo entrenando con un objetivo inanimado y acolchado. Los estilos suaves enseñan a realizar llaves y a arrojar al oponente. Algunos se enfocan en recibir ataques, otros son más similares a la lucha. Entrenar en un estilo suave involucra pasar mucho tiempo practicando con un compañero.
  • Elige una cultura: Las artes marciales tradicionales lo son porque han sido transmitidas a través de una cultura. Las artes marciales japonesas se han vuelto populares en nuestra cultura debido a su presencia en muchas películas y programas de televisión, pero no son las únicas. Los chinos tienen muchos estilos distintivos interesantes, al igual que los filipinos y coreanos, también hay algunas escuelas de artes marciales tradicionales de Europa. Diferentes culturas hacen énfasis en diferentes aspectos del entrenamiento y también tienen diferentes puntos de vista sobre lo que involucra ser una buena persona.
  • Elige un grupo específico: Cada grupo de entrenamiento interpreta la tradición de donde provienen de manera diferente. Algunos grupos son muy competitivos, comparando a sus estudiantes constantemente y forzando la mejoría a través de la tensión. Otros apoyan más a sus estudiantes y tienen mucha compasión por los errores. También habrá diferencias en la interpretación de las técnicas en sí. Ya que nadie puede enseñar cada uno de los distintos aspectos igualmente, algunas cosas se enseñarán más y otras menos.
  • Visita una clase: No puedes saber si un grupo es apropiado para ti hasta que experimentes la clase en acción. Algunos grupos hacen que los visitantes observen, otros te invitan a unírteles desde el principio. Incluso si te invitan a unirte puedes declinar y observar desde el margen. Cuando visites un grupo, recuerda ser respetuoso. Si estás sentado observando, la meta es que los estudiantes no se den cuenta de que estás ahí. No te escondas, simplemente sé discreto. Si estás entrenando como invitado, sé humilde. No tienes rango y por ende todos son tus superiores. Siempre asume que ellos están en lo correcto cuando te expliquen cómo hacer una técnica. Si piensas que están tan terriblemente equivocados que podrías lastimarte a ti o a otro estudiante si sigues sus indicaciones, aduce ignorancia o debilidad y no realices la técnica. No los corrijas. Puedes sin embargo, pedirle una clarificación a un estudiante de mayor rango. Una vez más, aduce que no entiendes, no que piensas que están equivocados.
Atrás