Cualquier artista marcial desde un campeón del mundo hasta un principiante siempre tiene cosas nuevas por aprender, no sólo en cuanto a técnicas, no sólo en cuanto a entrenamiento físico, sino también en cuanto a aspectos psicológicos. No importa qué arte marcial se realice, porque estas siete formas que presentamos a continuación valen para cualquiera.

7. Primero y último

La gente siempre recuerda la primer y última cosa que les sucede pero olvidan lo que sucede en medio. Si estás intentando lograr una técnica, pregúntale a tu instructor o a un estudiante más avanzado para que te ayude antes o después de clase. Para recordar lo que aprendiste en clase, toma notas lo antes posible una vez haya terminado tu entrenamiento. De esta manera ¡todo estará fresco en tu memoria!

6. Enseña y aprende

Cuanto más se aprende más se comprueba que hay más por aprender. Hay cientos, miles de técnicas por ahí y posiblemente algunas nuevas que todavía ni siquiera son conocidas. De acuerdo a los expertos, la mejor forma de aprender es enseñar. Para dominar una técnica, quizás una buena forma puede ser enseñársela a otros a medida que se aprende.

5. Mantente en el presente

Es muy difícil no sentirse distraído por cuestiones ajenas al entrenamiento, incluso a la competición. Problemas personales o propiamente profesionales pueden influencia negativamente no solo en un combate, sino también en el aprendizaje. Por eso es muy importante mantenerse enfocado en el presente, en el momento, centrarse en aprender cuando se está aprendiendo. Para eso se requiere disciplina, esfuerzo, trabajo, fuerza de voluntad y determinación.

 

4. Que tus objetivos sean manejables

En ocasiones cualquier personaje, ya sea tanto dentro como fuera del deporte, tiene un objetivo demasiado grande, o al menos en ese momento, y se abruma pensando en que seguramente no pueda conseguirlo. Para ello, es mucho mejor dividirlo en diferentes objetivos pequeños que cuando se consigan darán paso al grande. Como ejemplo dentro de las artes marciales podemos mencionar que si un deportista quiere competir en un torneo a final de mes deberá entrenar cada día, de forma diferente, mejorando cada aspecto, que centrarse todos los días intentando entrenar todos los aspectos.

 

3. Haz que las cosas sean más difíciles

Entre más te dificultes las cosas, los expertos dicen que apreciarás más tus logros y lo que haz hecho y decidirás que valen la pena. Incluso si después te das cuenta que el trabajo duro que te impusiste era innecesario, verás que fue beneficioso porque lograste el objetivo que querías alcanzar. Cualquier atleta puede distraerse fácilmente y dejar de lado sus metas por un tiempo. Pero si trata de presionarse constantemente hasta el límite, ciertamente no perderá de vista lo que tiene que hacer, y logrará los objetivos que tiene.

2. No te sientas mal por tus errores

Todos cometen errores desde los campeones del mundo hasta los principiantes. Cometer errores es algo humano, nadie es perfecto. Muchas veces tememos equivocarnos porque estamos programados para abofetearnos cuando hacemos algo mal. Después de todo, eso es lo que se nos ha enseñado desde que éramos niños. Sin embargo hay consecuencias positivas para cada error cometido. Quizás no alcanzaste la meta de ganar todos los sparring del día, pero en lugar de sentirte mal, tienes que mirar atrás y ver todos los errores que cometiste. ¡Lo más probable es que aprendas de ellos y los uses a tu favor la próxima vez!

1. Crea un hábito

Los expertos dicen que toma 66 días formar un hábito. Probablemente cada día atravesamos por la misma rutina: nos levantamos, revisamos nuestro email, Facebook o Instagram y continuamos con el resto de nuestro día. Por alguna razón, unas tareas se convierten en un hábito, hay algo que nos motiva a hacerlas, incluso si no son de mucha ayuda. ¿Cómo esas tareas se convirtieron en hábitos? Según los expertos, porque son fáciles de hacer. Sin darnos cuenta prendemos nuestros celulares y los revisamos sin mucho esfuerzo. Imaginen si pudiéramos hacer lo mismo en nuestro entrenamiento – tomando notas, haciendo un poco más de cardio, perfeccionar una técnica después del entrenamiento, haciendo preguntas. ¿Puedes imaginar todo lo que mejorarías haciendo esto?

Leave your vote

0 points
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

¡Mantente al día con las noticias de las Artes Marciales!
Sigue a Solo Budo en Facebook

Puedes comentar, compartir o visitar la publicidad. ;)

Comentar